• Facebook
  • Twitter
  • Instagram
Foto_historia_éxito_2.jpeg

Mi experiencia en A Favor del Niño 

Asistí a esta institución desde kínder tres hasta Liderazgo Joven. Permanecía en la escuela permanecía desde las 7:30 a.m. hasta las 5:30 p.m. La escuela nos brindaba alimentos durante todo ese tiempo (desayuno, colación, comida y cena) y después de las clases normales de la mañana teníamos actividades extracurriculares; además, la escuela nos llevaba a paseos en los que conocíamos muchos lugares y personas. Agradezco mucho a AFN por esas experiencias. Reconozco que es una gran escuela y le tengo mucho aprecio Allí aprendí sobre respeto, agradecimiento y, al ser una escuela católica, sobre agradecimiento a Dios, a ir a misa y me preparé para realizar la primera comunión.


Me encantaban las áreas de la escuela por ejemplo el patio, los jardines, los salones, la huerta, la cancha de la huerta, el comedor y la capilla. Todo esto, al igual que las reuniones de Escuela para Padres habla demasiado bien de la escuela ya que siempre han puesto a los niños como prioridad.

Gracias a la formación que adquirí a lo largo de mi estancia en esta institución, me apoyaron para poder entrar becada a una secundaria privada, donde concluí también mis estudios de preparatoria. Actualmente sigo estudiando para ejercer mi carrera en Arquitectura. 
 

Odette